Categorías
Carpintería Construcción

Consejos para limpiar el óxido

Todo amante de las herramientas y el bricolaje sabe que no hay nada como mantener tus herramientas en perfectas condiciones y eso pasa por limpiar el óxido también. Por eso, en Barral te queremos dar algunos consejos para que luzcan como el primer día.

Debemos de tener en cuenta que la limpieza de nuestras herramientas no solo va a provocar que tengan mejor aspecto, sino que también hará que funcionen mejor y que no se estropeen. Por este motivo, hay diferentes productos que nos pueden ayudar a evitar inconvenientes como la humedad o la falta de lubricación, como son: desengrasantes, aceites, desoxidantes o lubricantes, entre otros muchos productos.

Desde Barral te aconsejamos que siempre que vayas a usar productos químicos tomes ciertas precauciones. Es importante que te protejas las manos y que uses mascarillas y gafas, dado que suelen ser bastante abrasivos y podrían dañarte.

Cómo eliminar el óxido de tus herramientas

Si bien es cierto que en nuestra tienda puedes encontrar todos los productos que necesitas para limpiar el hierro oxidado o el aluminio oxidado, también existen otras opciones caseras que funcionan bastante bien.

Por ejemplo, el bicarbonato de sodio. Si a esto le añadimos un zumo de limón y lo mezclamos bien hasta que se haga una pasta, podemos hacer un producto ideal para ponerlos en nuestras herramientas oxidadas. Solo necesitas un cepillo de dientes para restregar y esperar 15 minutos.

Por otro lado, si notas que tus herramientas tiene manchas anaranjadas de óxido, puedes mezclar limón con sal y utilizar la propia cáscara del limón para frotar. ¡Muy efectivo!

Que la Coca Cola vale para cualquier cosa es un secreto a voces. Sumerge tu herramienta oxidada 20 minutos en el refresco y frota… ¡Increíble!

quitar oxido con coca-cola

Otro remedio para limpiar el óxido es el petróleo o el aguarrás. Solo tienes que impregnar un estropajo en un poco de aguarrás o petróleo y frotar la parte oxidada. Repite hasta que quede perfecto.

herramientas oxidadas

Si cuentas con algo más de tiempo, hazte con un paquete de ácido cítrico en polvo. Se puede comprar en cualquier tienda. Solo tienes que echarlo en un recipiente, añadir agua caliente hasta cubrir las herramientas y dejarlo actuar toda la noche. Al día siguiente ya podrás decir adiós al hierro y al aluminio oxidado.

Además, si también quieres prevenir, puedes utilizar aceite de linaza cada vez que uses tus herramientas, esto las mantendrá en perfecto estado. Por otro lado, para evitar tener que limpiar el óxido con tanta frecuencia, puedes usar arroz, ya que es un repelente de la humedad. Añade un puñado de arroz en una bolsa de plástico y ¡evita que tus herramientas se acaben oxidando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *